Por qué invertir en capital riesgo en medio de una crisis es la mejor opción

Por qué invertir en capital riesgo en medio de una crisis es la mejor opción

Puede sonar demasiado arriesgado o exótico para los no iniciados en la inversión, pero nada más lejos de la realidad. Invertir en capital riesgo en medio de una crisis es cuando más rentable sale.

Según un análisis histórico de Willis Towers Watson, las cosechas de los fondos de capital privado que comenzaron durante las dos últimas crisis económicas mundiales (burbuja de las puntocom en 2001-02 y crisis financiera global en 2007-08) han superado a otras que comenzaron a invertir dos o tres años antes de una recesión o, incluso, más de cinco años después.

“El actual entorno puede ser excelente para hacer adquisiciones a valoraciones más bajas y aprovechar el repunte a medida que los mercados se reequilibren. La compra de activos infravalorados también proporciona un grado de protección a la baja en caso de que los mercados caigan aún más”, explica Oriol Ramírez-Monsonis, responsable del área Delegated dentro del equipo de Investments de la consultora en España.

En base a esta afirmación, el contexto es idóneo para posicionarse en los activos no cotizados, puesto que las previsiones económicas de los expertos apuntan a una disminución del 5% del PIB mundial para 2020.

Otro punto a favor del capital riesgo en plena pandemia de la Covid-19 es que, después de una crisis, con la caída de los precios y con los mercados de deuda cada vez menos líquidos y más caros, “los activos de private equitytienden a apalancarse mucho menos en el momento de la adquisición, lo que permite una mayor protección contra las pérdidas y un crecimiento más sostenible del flujo de capital”, sostiene Ramírez-Monsonis, de Willis Towers Watson.

Por último, “cuando se trata de salir de empresas subyacentes, el private equity puede esperar más tiempo que la mayoría de los fondos hasta que las condiciones del mercado se hayan recuperado y no tienen la necesidad de hacer una salida forzosa”, lo que promueve y premia la inversión a largo plazo como antídoto contra la volatilidad a corto plazo de los mercados cotizados o públicos, según este experto.

Fuente: Invertia (El Español)